AHUACHAPAN


INFORMACION GENERAL

Fundación: 9 de febrero de 1869

Cabecera departamental: Ahuachapán

Municipios: Ahuachapán, Apaneca, Atiquizaya, Concepción de Ataco, El Refugio, Guaymango, Jujutla, San Francisco Menéndez, San Lorenzo, San Pedro Pustla, Tacuba y Turín.

Superficie: 1,239.6 kilómetros cuadrados.

Poblaciòn: 326,430 Hab.

En idioma nahuat Ahuachapán significa: “Lugar de casas y encinos”.

Los productos agrícolas más cultivados son el café, caña de azúcar, granos básicos, semillas oleaginosas, plantas hortenses, cacao, cocotero y frutas.

Cuenta además, con la avicultura, la apicultura y la ganadería vacuna y bovina.

Las industrias más importantes son el beneficiado de café, energía geotérmica, textil y la fabricación de productos alimenticios y materiales de construcción.

Está situada en un pintoresco valle a 785 m. de altura a orillas del río de Ataco o El Molino y al pie de la Sierra Apaneca.

Dista 100 Km al oeste de San Salvador, por carretera pavimentada.

Inciden en ella las carreteras que vienen de Jaltapagua (Guatemala), vía las Chinamas, Santa Ana, vía Chalchuapa-Atiquizaya y Sonsonate vía Nahuizalco-Salcoatitán-Apaneca, todas pavimentadas.

Ahuachapán fue fundado hacia el siglo V por lo indios Mayas de la tribu de los Pok´omames y sometida en el siglo XV por los belicosos pipiles de los Izalcos.

Obtuvo el titulo de ciudad el 11 de febrero de 1862 y el de cabecera departamental el 9 de febrero de 1869.

Posee una hermosa iglesia de estilo colonial, con gruesas paredes de calicanto, techumbre de teja y amplio atrio.

La pesadez arquitectónica está aligerada por la sobriedad del templo y su ambiente de soberana y bella imagen del Dulce Nombre de Jesús.

A la izquierda se encuentra el nicho que guarda las cenizas del más notable de los jurisconsultos centroamericanos del siglo pasado: Dr. Isidro Menéndez (1795-1858).

Como lugares cívicos de Ahuachachapán figuran el “Parque Menéndez” donde se erigió un monumento, con busto de bronce en memoria del Gral. Francisco Menéndez (1830-1890) ex-presidente de la Republica y llamado “Padre de la Instrucción Pública en El Salvador”, y una placa de bronce que señala la casa donde nació el Dr. Alfredo Espino (1900-1928).