4.jpg

Actividades culturales y entretenimiento

Teatro Nacional de San Salvador.

Para el disfrute de la vida nocturna en esta capital, hay una variada oferta de restaurantes, discotecas y bares.

Para el caso existen zonas identificadas que concentran estos centros de esparcimiento: la Zona Rosa, al Oeste, sobre el Bulevard del Hipódromo; la Zona Bohemia, al Norte, sobre la calle a San Antonio Abad; la Zona Real, ubicada en los alrededores del Bulevar de los Héroes; y el Paseo General Escalón.

Cabe destacar que algunos de estos contornos (Rosa, Real y Bohemia) están comprendidas dentro de las áreas donde no es permitida la portación de armas de acuerdo a una ley de la república.

En cuanto a los espectáculos musicales multitudinarios, estos se realizan en los grandes recintos deportivos como el Gimnasio Nacional, el Estadio Cuscatlán, o el anfiteatro del Centro Internacional de Ferias y Convenciones.

En San Salvador existen temporadas de teatro.

Estas se pueden apreciar en establecimientos como el Teatro Luis Poma, Teatro Municipal Roque Dalton, el Teatro Presidente (donde también se realizan eventos de danza), y auditorios de instituciones como la Universidad de El Salvador, José Simeón Cañas; o el Centro Cultural de España.

El mejor lugar para la presentación de artes escénicas, el Teatro Nacional, ha pasado por remodelaciones y está sujeto a entrar en actividad.

También hay exhibiciones de la Orquesta Sinfónica Nacional y Juvenil.

Para la muestra de artes plásticas hay sitios como la Sala Nacional de Exposiciones, Galería 1-2-3 y el Árbol de Dios.

En cuanto a las salas de cine, la oferta se encuentra, en su mayor parte, en los grandes centros comerciales.

Concerniente a las zonas de recreo familiar, la ciudad cuenta con el Parque Cuscatlán, el Zoológico Nacional y el Parque Saburo Hirao.

A principios del mes de agosto, se celebran las fiestas patronales dedicadas al Divino Salvador del Mundo, días de feriado nacional.

En esta ocasión los eventos principales son los desfiles de carrozas que atraviesan la ciudad, además de una procesión religiosa, el día cinco, que culmina en una ceremonia que representa la Transfiguración de Jesús; y una Misa principal, el día 6, frente a la Catedral Metropolitana.