27.jpg

El cielo lleno de luminosa transparencia, representa la gloria, el heroísmo y el sacrificio por la Libertad.

El iris de paz, el sendero por el cual debe marchar Centro América hacia la consecución de su elevado destino. Las cinco banderas, en las que se conservan los colores de la enseña federal, la herencia de nuestros próceres y el sueño de Morazán.

Los catorce gajos de los ramos de laurel representan a los 14 departamentos de la República y son una exaltación de la gloria que aspiran por el camino de la paz, el trabajo y el progreso.

44 del 1 de septiembre de 1939, se designaron como árboles nacionales el Bálsamo y el Maquilishuat (tabebuia Rosea), siendo este último el que logró mayor arraigo en el alma popular.

Su madera es muy fina, por lo que resulta muy apreciada para trabajos de ebanistería, por su peso liviano y su color amarillo ámbar con vetas purpurinas.

Además tiene propiedades medicinales muy poco explotadas.

Es un ave inadaptable al cautiverio y símbolo de la unidad familiar, por la participación en pareja en el cuidado de sus pichones.
Pertenece a la familia de los Liliáceos y a la orden de las Liliflorales, que comprenden muchos géneros y especies.

Entre sus utilidades se cuentan los fines ornamentales, comestibles y su uso para fabricar textiles.
El encanto de sus habitantes le ha valido el nombre de “el país de la sonrisa”.

Las festividades populares van siempre acompañadas de las danzas folclóricas con trajes y máscaras de gran colorido.
En cualquier lugar encontrará pupuserías.

El Salvador cuenta con una red de 100 Casas de Cultura establecidas por todo el territorio nacional que ofrecen una considerable cantidad de actividades artísticas y culturales durante todo el año.