SAN SALVADOR

En 1539 terminó la resistencia de los bravos cuzcatlecos y algunas familias de la villa se fueron trasladando a La Bermuda al margen izquierdo del Acelhaute. Allí construyeron un villorrio denominado “La aldea” que poco a poco adquirió más vecindario e importancia que la propia villa.

En 1545, con autorización de la real Audiencia de Los Confines.

San Salvador se reedificó en el valle de Zalcoatitan y se hizo el trazo de la urbe, teniendo como centro la plaza pública o “Plaza armas”, hoy Parque Libertad.

En 1551 se funda el convento de Santo Domingo, en 1574 el de San Francisco y en 1625 el de La Merced.

Cuna de la independencia de Centroamérica, pues en esa ciudad se dio el primer grito de la independencia, el 5 de noviembre de 1811. El 24 de enero de 1814 estalla otro movimiento insurreccional.

El 21 de septiembre de 1821 se firma en el corredor del cabildo, el acta de independencia de Centroamérica.

El 3 de junio de 1822, la Columna Imperial, a las ordenes del Gral. Manuel José Arce, derrotaron al invasor, después de ocho horas de sangrienta lucha en la batalla de Mejicanos, San Salvador fue sometida por las huestes imperiales al mando del Gral. Vicente
Filísola.

Caído el imperio mejicano, Centroamérica se constituyo en Republica Federal y El Salvador en uno de sus Estados, el 12 de junio de 1824 San Salvador fue erigido en capital del Estado de El Salvador.

De marzo a septiembre de 1828, resistió invicta el sitio que le impuso el ejercito federal.

San Salvador fue capital de la Federación Centroamericana de 1834 a 1839 y fue destruida por el terremoto del 16 de abril de 1854.

Resistió hasta el sacrificio y con heroísmo ejemplar el sitio hasta octubre de 1863.