INFORMACION GENERAL

Fundación: 12 de junio de 1824

Cabecera: San Salvador

Municipios: San Salvador, Aguilares, Apopa, Ayutuxtepeque, Cuscatancingo, Ciudad Delgado, El Paisnal, Guazapa, Ilopango,
Mejicanos, Nejapa, Panchimalco, Rosario de Mora, San Marcos, San Martín, Santiago Texacuangos, Santo Tomás, Soyapago,
Tonacatepeque.

Población: 2,031,792 habitantes

Crecimiento demográfico: 3.47%

Superficie: 886 kilòmetros cuadrados

Los productos agrícolas que más se cultivan son los granos básicos, el algodón, las plantas hortenses, el café, el tabaco, frutas cítricas y semillas oleaginosas.

Existe también la crianza de ganado vacuno y bovino, porcino, equino y mular, de aves de corral.

Son muy importantes también las fabricas de productos alimenticios, bebidas alcohólicas, gaseosas e hilos.

Se ubica casi en el centro del territorio salvadoreño y enmarcado en el volcán de San Salvador, lomas de Candelaria y Amatepec o Cerro de San Jacinto.

Fue bautizado por los españoles con el nombre de “Valle de las hamacas” a causa de la naturaleza móvil del suelo. Con una elevación de 682 m.s.n.m. y con una temperatura media anual de 25ºC.

San Salvador es una metrópoli activa de intensa vida comercial, con calles asfaltadas de este a oeste y avenidas de norte a sur, así como anchos y modernos bulevares.

San Salvador es la capital política, económica y espiritual de la nación salvadoreña.

Asiento del gobierno central y sede del arzobispado.

Alrededor del 1º de abril de 1525 y en la proximidad de Cuscatlán, el capitán Gonzalo de Alvarado, en cumplimiento de ordenes de su hermano Pedro Alvarado, fundó una colonia de españoles, con el titulo y nombre de “Villa de San Salvador”, Diego de Olguín fue el primer alcalde.

Para junio de 1526, la colonia fue asaltada e incendiada por los belicosos pipiles.

El 1º de abril de 1528 el capitán Diego de Alvarado refundó la colonia en el valle de La Bermuda, cerca y suroeste de Suchitoto.

La villa hizo frente a las pretensiones del capitán Martín Estete, feroz agente de Pedrarias Dávila, quien pretendía incorporar estos territorios a la Gobernación de Tierra-Firme.

Poco después muchos de sus vecinos acompañaron al adelantado de Don Pedro de Alvarado en sus dos grandes expediciones náuticas: una al Perú y otra a Las Molucas.